¡Cepillo de dientes limpio y sin bacterias!
24 octubre, 2022 por
Eva Ruth González García

¿Alguna vez te has planteado la cantidad de bacterias que hay en tu cepillo de dientes?

Sé que la pregunta puede sonar extraña, pero es algo que me planteé hace un tiempo tras ver un reportaje de televisión que hablaba de las bacterias en el hogar.  

En mi casa somos 4 de familia y como es normal compartimos el cuarto de baño, con éste las actividades que se realizan en él... con sus respectivas bacterias.

Según decía el reportaje, el baño es la estancia más contaminado de la casa... entonces pensé: allí dejamos expuesto nuestro cepilla de dientes, que luego nos metemos en la boca.

Ahora es cuando dices: yo antes de ponerle pasta lo lavo, pero ¿eso es suficiente para matar bacterias?

Hay personas que lo tapan con un capuchón, ¿eso realmente protege de su crecimiento? o por lo contrario la humedad que se concentra favorece a su crecimiento? 

No me lo acababa de creer así que aproveche un experimento de microbiología de la universidad donde me pedían que dejara una placa de "petri" abierta en un lugar, durante 1 hora y la tapara herméticamente, las bacterias que estuvieran en el ambiente se depositarían allí y sólo debía esperar 24 horas para ver el resultado. ¿Sería cierto que el baño era el lugar más contaminado de la casa?

Decidí poner la placa en el armario donde guardamos los cepillos de dientes, armario limpio y cerrado.  Éste fue su resultado.


Ver lo que había crecido en la placa en tan sólo una hora me hizo estremecer y replantearme que si en ese armario que estaba cerrado habían tantas bacterias ¿en el cepillo de dientes que habría?

Me escandalicé solo de pensarlo y decidí buscar una solución. El  aceite esencial de Árbol del té (Melaleuca alternifolia) fue la mía! (ver en el apartado de aceites esenciales).

Desde ese día cuando acabo de lavarme los dientes pongo una gota de aceite esencial de árbol del té en el cepillo una vez lo he lavado, y lo guardo. Una única gota es suficiente para asegurarme de que no va a crecer ni desarrollarse ninguna cepa bacteria gracias a las propiedades, vemos algunas de ellas:

  • Potente antibacteriano de amplio espectro, ideal para infecciones bucales, en vías respiratorias, urinarias, ginecológicas, cutáneas...
  • Contra hongos, parásitos, virus, bacterias
  • Estimula el sistema inmunitario (sube las defensas)

También es una forma de potenciar la pasta de dientes, porque ayuda a evitar el crecimiento de las bacterias de la boca que son las causantes de las caries.

Puedes también poner una gota en el cepillo antes  de poner la pasta de dientes, el gusto no será tan agradable (Tiene un aroma peculiar a húmedo cerrado) pero sus resultados son extraordinarios.

Tanto para niños como para adultos, es ideal, te quedas tranquila porque aunque tus hijos se laven los dientes rápido y no muy bien (las mamis ya sabemos que si no les miramos están 15 segundos con el cepillo en la boca) vamos a protegerles contra las caries.

Puede ser también de ayuda cuando tenemos infecciones en la boca, por ejemplo cándidas, una gota de árbol del té en una cucharada de aceite de coco y hacer enjuagues durante 15-20 minutos y escupir, puede ser una buena solución para mantener a ralla la infección y llegar a erradicarla.

Te invito a que lo pruebes, es una buena opción natural de estar protegida ;)

Que tengas un feliz aroma

Eva Ruth González García
Profesora de Aromaterapia 
Eva Ruth González García
24 octubre, 2022
Share this post
Archivar