Macerado de Hipérico
Recolección y macerado de Hipérico
22 mayo, 2023 por
Eva Ruth González García
| No comments yet

Macerado de Hipérico

Recolección y macerado de Hipérico

El hipérico (Hypericum perforatum), o conocido también como hierba de San Juan, es una planta de la familia de las Hypericaceae que florece en junio y se recolecta hacía junio, de ahí su nombre puesto que es cerca de San Juan (24 de junio).



Tiene muchas propiedades, su uso es tradicional data desde la antigüedad, asociado a la noche de las brujas donde la verbena de San Juan salían a recolectar esta flor mágica. 

Durante la edad media se la conocía como “Fuga demonum” (ahuyenta demonios) asociándole propiedades contra la locura de la depresión, terrores nocturnos y ansiedad.

En el siglo XVI hay referencia de su uso en la cicatrización de heridas, usado en guerras en emplastes para curar heridas...

La tradición dice que es una planta que tiene efectos positivos en heridas, quemaduras, picaduras de insectos, ampollas en la piel, dolores musculares, esguinces y contusiones. 

Ahora sabemos a nivel científico que la hipericina, uno de sus principales principios activos tiene propiedades antiinflamatorias, antivirales, antibacteriano. 

Podemos encontrarla en los caminos boscosos, su flor amarilla nos llamará la atención, al cogerla podemos saber que es hipérico si al mirar a contra luz la hojas vemos unos pequeños puntos blanco, que hace que la flor parezca "perforada" de ahí su nombre en latín "Perforatum"

Para la recolección cortaremos ramitas dejando una parte de la planta con flor, vamos a evitar cortar la planta entera. No porque no podamos hacerlos, si no por un tema de respeto a la naturaleza.


Una cosa que les digo a las alumnas en las clases de macerados es que añadan un poco más de Aceite vegetal, en este caso sería 20 gramos más, simplemente porque al colar una parte del aceite se va a quedar dentro de la planta, de esta manera siempre tendremos la misma proporción final necesaria para nuestro macerados (1:20).Antes de cerrar el tarro debemos poner un peso encima para evitar que la flor flote y quede fuera del aceite para ello podemos poner una bolsita de canicas, una gasa con un peso, una pieza de presión como en los fermentos. 

Ya solo nos queda dejarlo macerar durante 21 días. Dice la tradición que se debe dejar a "sol y serena"

¿Esto qué significa? pues dejarlo que le de la luz del día y la de la noche, no es ponerlo en pleno sol, sino por ejemplo en una repisa de la ventana, donde no le de el sol directo, pero si que note los cambios de temperatura entre la noche y el día, estos cambios de temperatura hacen que la planta deje ir más rápido sus principios activos.

¿Qué hacemos pasado los días necesarios?

Veremos que a medida que pasan los días el aceite vegetal de oliva va tomando un color rojizo, es muy buena señal ;)

Pasado los 21 días tendrá un rojo muy fuerte, y ya estará preparado para filtrar. Podemos hacerlo con una gasa puesta en la boca de un tarro y atada con un cordel o una goma, que permita separar la planta del Aceite vegetal que caerá dentro del tarro, así ya nos queda listo para cerrar.

Lo ideal es añadirle un 2% de vitamina E como antioxidante para evitar que el aceite se enrancie, así nos durará mucho tiempo. 

Ya tenemos nuestro macerado de hipérico listo para ser utilizado. Podemos usarlo solo sobre la piel en quemaduras, dolores, esguinces, torceduras, espasmos musculares... o podemos hacer un ungüento, puedes ver cómo se hacen los ungüentos aquí. En este enlace puedes ver un ungüento para el herpes labial al cual el macerado de hipérico le va estupendo!

IMPORTANTE!!! Este macerado es fototóxico, ¿qué quiere decir? pues que no podremos usar el macerado si nos ha de dar la luz de sol, ya que puede potenciar el efecto del sol, manchar nuestra piel e incluso quemarnos. 

Espero que tengas un feliz aroma
Eva Ruth González García
Profesora de la escuela Amaris Natural
Eva Ruth González García
22 mayo, 2023
Archivar
Identificarse to leave a comment