Par Biomagnético y microorganismos patógenos
Su impacto en la salud: los desequilibrios energéticos
4 diciembre, 2023 por
Pilar González
| No comments yet

Par Biomagnético y microorganismos patógenos.


El Par Biomagnético es una terapia natural que se basa en la detección de desequilibrios bioenergéticos en el cuerpo humano.


A menudo, estos desequilibrios pueden ser causados por la presencia de agentes patógenos que afectan nuestra salud y otras veces es el propio desequilibrio el que provoca que determinados microorganismos que forman parte de nuestra microbiota, alteren su comportamiento provocando enfermedades.

La presencia de microorganismos patógenos en el cuerpo puede tener un impacto significativo en la salud. Pueden desequilibrar el pH, interferir con la absorción de nutrientes esenciales y debilitar el sistema inmunológico. Esto puede dar lugar a una amplia gama de problemas de salud, desde infecciones que se resuelven en unos pocos días hasta enfermedades crónicas.

El Dr. Isaac Goiz Durán, desarrolló la técnica del Par Biomagnético relacionando los pares biomagnéticos según los diagnósticos médicos o la sintomatología que presentaban los pacientes y fue clasificándolos en diferentes tipos de pares. Así, llamó “Pares regulares” a los pares biomagnéticos relacionados a microorganismos patógenos ya fueran virus, bacterias, hongos o parásitos.

Veamos algunos ejemplos y cómo su presencia puede influir en nuestro bienestar
1. Bacterias: Las bacterias son algunos de los microorganismos más abundantes y diversos en la Tierra. Aunque muchas de ellas son inofensivas e incluso beneficiosas, como las que viven en nuestro tracto gastrointestinal y ayudan a la digestión, algunas pueden causar enfermedades. Algunos ejemplos podrían ser la bacteria Escherichia coli (E. coli), que puede causar infecciones del tracto urinario o Streptococcus pyogenes, que está relacionada con la faringitis estreptocócica
2. Virus: Los virus son microorganismos aún más pequeños que las bacterias y a menudo, se consideran parásitos intracelulares obligados. Un virus está compuesto por material genético, ya sea ADN o ARN, con una capa protectora de proteínas llamada cápside. Algunos tipos de virus también tienen una cubierta externa compuesta por lípidos y proteínas. Utilizan las células del organismo huésped para replicarse y pueden causar una amplia variedad de enfermedades. 
Ejemplos de virus incluyen el virus de la gripe Influenza o el Rinovirus que nos provocan resfriados, ambas infecciones víricas muy comunes y que se suelen resolver en pocos días. Otros como el VPH o virus del papiloma humano, puede provocar desde verruguitas hasta patologías más graves como cáncer de cuello de útero. 
3. Hongos: Los hongos son microorganismos que pueden ser unicelulares, como las levaduras, o pluricelulares, como los hongos filamentosos. Algunos hongos son beneficiosos, siempre que estén en equilibrio dentro de nuestro organismo formando parte de nuestra microbiota, como Candida albicans, mientras que un sobrecrecimiento de la misma, puede provocarnos serios problemas. Otro ejemplo es el hongo Aspergillus fumigatus, que está relacionado con enfermedades respiratorias.
4. Parásitos: Los parásitos son organismos que viven y se desarrollan a expensas de sus huéspedes. Pueden ser unicelulares como el protozoo Plasmodium, responsable de la malaria o Entamoeba histolytica, que causa amebiasis.
Otros parásitos, sin embargo, son pluricelulares como el gusano platelminto Taenia solium o el ácaro Sarcoptes scabiei, responsable de la sarna.

El Par Biomagnético y la detección de desequilibrios bioenergéticos pueden ayudar a identificar los pares que pudieran estar relacionados con la presencia de microbios dañinos en el cuerpo, así como las asociaciones entre ellos y así poder abordar estos desequilibrios para restaurar la salud y el bienestar. Mediante la aplicación de imanes en puntos específicos del cuerpo, se busca ayudar a nuestro sistema inmunitario a restablecer la homeostasis del cuerpo y con ello la salud. 

Los microorganismos son una parte invisible pero fundamental en nuestro entorno biológico. Comprender las interrelaciones que pueden darse entre ellos y cómo pueden afectar nuestra salud es fundamental para mantener un cuerpo en equilibrio y promover el bienestar. A través de terapias como el Par Biomagnético, es posible abordar el origen patógeno de las infecciones o desequilibrios de microorganismos y restaurar la salud de manera natural. La prevención y el tratamiento adecuado pueden ayudarnos a mantener un equilibrio óptimo y una vida saludable.


Pilar González
Profesora de Par Biomagnético en Amaris Natural

Pilar González
4 diciembre, 2023
Categorías
Editar
Archivar
Identificarse to leave a comment